Detuvieron al portero de un edificio de Palermo donde encontraron asesinado a un jubilado

Saúl Hilu, de 78 años, fue asfixiado con una almohada en su departamento y encontrado por su hija en el baño.

Detuvieron al portero de un edificio de Palermo donde encontraron asesinado a un jubiladoSaúl Hilu fue asesinado en su departamento en Palermo.

Saúl Hilu de 78 años, fue encontrado asesinado en su departamento ubicado en Palermo el pasado viernes. El hombre era el suegro del director de sepelios de la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas y desde sus redes sociales la entidad pidió que se esclarezca el hecho.

El cuerpo de Saúl fue encontrado en el baño de su departamento por una de sus hijas que de inmediato llamó a la policía. Minutos después efectivos de la Comisaría Vecinal 14C llegaron al lugar y comprobaron que estaba atado con cinta adhesiva transparente en sus pies y boca abajo.

La autopsia reveló que Hilú murió por asfixia provocada con una almohada y se estima que la data de muerte sería dentro de las primeras 24 horas de haberse hallado el cuerpo.

En el marco de la investigación que se desarrolla por el crimen, en las últimas horas el portero del edificio fue detenido como principal sospechoso por policías de la Ciudad.

Se trata de Fernando Gabriel Celestino, de 30 años, quien es empleado del consorcio del mismo edificio donde Hilu vivía solo y fue encontrado asesinado. Celestino fue detenido en la calle Brandsen al 200 en el barrio porteño de La Boca y hasta el momento es el único acusado por el crimen.

Por su parte, Eliahu Hamra, presidente de la Federación de Comunidades Judías Argentinas, confirmó el avance en la investigación de la Brigada de Homicidios de la Policía de la Ciudad y de la Fiscalía interviniente.

La detención fue avalada por el Juzgado en lo Criminal y Correccional N°32, a cargo del juez Santiago Quian Zavalia. Celestino fue enviado a un calabozo, a la espera de ser indagado en las próximas horas. Tanto la moto en la que se movilizaba como su teléfono celular fueron secuestrados.

Los investigadores creen que el acusado tuvo algún grado de participación en el asesinato de Hilu y en las próximas horas será indagado por el juez Santiago Quian Zavalia, a cargo del Juzgado en lo Criminal y Correccional 32 en una causa caratulada como “homicidio agravado”.

El caso

Fue la hija del Hilu y una empleada que solía trabajar en el departamento, ubicado en Paunero al 2.700, casi esquina Cabello y a una cuadra del parque Las Heras; las que encontraron al jubilado sin vida en el interior del baño: estaba tendido boca abajo, tenía los tobillos atados con cordones y una cinta de embalar transparente; y lo habían asfixiado con una almohada.

Aunque en la puerta de ingreso al departamento de la víctima no había signos de violencia, la casa de Hilu estaba revuelta y había varios cajones abiertos, por lo que se investiga si fueron una o más personas las que estuvieron involucradas en el homicidio.

En el mismo día que fue descubierto el cuerpo de Hilu, agentes de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad secuestraron varias cámaras de seguridad del edificio y de otros espacios públicos con el objetivo de captar a personas sospechosas en la zona y la propiedad donde vivía la víctima.

Según trascendió, la víctima era dueño de una casa de decoración ubicada sobre la calle Salguero al 2700, muy cerca del lugar donde fue asesinado. Entre otras de sus actividades registradas, el hombre de 78 años también se dedicaba a la venta al por menor de electrodomésticos, artefactos para el hogar, equipos de audio y artículos de iluminación.

Déjanos tu comentario