EL CLUB UNIÓN DE IRALA LE PRESENTARÁ UN PROTOCOLO AL INTENDENTE PARA VOLVER A LOS ENTRENAMIENTOS

A través de su dirigencia y su cuerpo técnico, acercará formalmente un escrito a las autoridades municipales, con una serie de medidas preventivas

Un club de fútbol del interior del distrito de Bragado, que participa en la liga local, prepara un protocolo sanitario para presentar al intendente del municipio, Vicente Gatica, para organizar la posible vuelta a los entrenamientos del plantel de primera división, en el contexto de crisis por coronavirus.Se trata del club Unión de Irala, que a través de su dirigencia y su cuerpo técnico, acercará formalmente un escrito a las autoridades municipales, con una serie de medidas preventivas para cuando estén dadas las condiciones de la vuelta a la actividad.

“La idea es armar un protocolo sanitario, a través del cual proponemos volver a los entrenamientos. Por supuesto, esto está supeditado a que haya una habilitación del gobierno nacional o provincial para poder hacerlo”, explicó a este medio Pablo Zapata, entrenador del club iralense.

Según precisó, el protocolo fue consensuado con el presidente de la entidad, César Fernández, y el dirigente Bernardo Bevilacqua, y será acercado a la Municipalidad a través del secretario de Localidades Rurales y Caminos de la Producción, Alexis Camús.

La propuesta se fundamenta en el hecho de que “el Partido de Bragado no está entre las zonas geográficas de mayor riesgo” con relación a la propagación del COVID-19, lo que llevó al gobierno nacional a incluirla dentro de la Fase 4 del aislamiento social obligatorio.

De esta forma, el listado de medidas preventivas señala que “cada jugador deberá llegar al entrenamiento en su vehículo particular e incluir en su bolso alcohol en gel y los demás elementos de protección, así como también una botella personal de agua”, para evitar que se compartan bidones entre el plantel.

El cuerpo técnico, por su parte, “estará en el campo de juego veinte minutos antes del inicio del entrenamiento y diagramará un actividades individuales o con distancia de dos metros entre los jugadores”.

Otro de los puntos indica que “el personal deberá desinfectar las instalaciones y los elementos a utilizar, como conos, pelota, etcétera”. Tampoco se permitirá utilizar los vestuarios y sólo estarán disponibles los baños disponibles para que concurra un jugador a la vez. Además, los sanitarios deberán ser sanitizados por personal de la institición, luego de cada uso.

La nómina de acciones preventivas también contempla la obligatoriedad para el personal del club de sanitizar con rociador manos y suela de botines de los jugadores, a medida que llegan al entrenamiento. Los futbolistas, a su vez, “deberán llegar al club ya vestidos para entrenar”.

Finalmente, en caso de que se habilitara el protocolo, en la etapa inicial los entrenamientos tendrían una duración “de entre 45 minutos y una hora como máximo y se realizarán una vez por semana”. En el club precisaron que el plantel consta de 30 jugadores, por lo que “el cuerpo técnico citará en grupos de a diez por cada entrenamiento”. Fuente: Laquartaweb.

Déjanos tu comentario